Cascajares Fiestas

En verano la gente se multiplica por más de 10 solo con los familiares y amigos que lo visitamos. Llegando a saturarse el pueblo en época de fiestas dado que son las más multitudinarias y famosas de la región.
Las fiestas son el segundo fin de semana de Agosto. Y duran todo el fin de semana...

El Viernes
Comenzamos con una  cena de hermandad entre la gente del pueblo. 
 
Seguimos con un grupo de música hasta la madrugada 

(donde la afluencia de gente es masiva...)

 

El Sábado
Por la mañana una misa.
Y por la noche de nuevo una orquesta hasta la madrugada 

(con más gente. Si es que es posible...!!)
 

 

El Domingo
Misa solemne con procesión alrededor del pueblo.
 
Subasta de ofrendas a la Virgen
Reunión, aperitivo y fiesta en la peña.
Por la tarde 

juegos 

bailes regionales.
  

 

Consulta el Pregón de las fiestas para que veas lo que te espera este año si te pasas por aquí.
 


LA OTRA CARA DE UNA FIESTA

Cuando asistimos a alguna de las muchas fiestas que cada verano celebran los pequeños pueblos de la comarca, visto desde fuera, nos parece que todo es muy sencillo. Parece, que todo es llegar al pueblo de turno a la una de la noche, pasar cuatro horas divertidas y volver a casa después de haber tomado unas copas. Si volvemos por el pueblo dos días después lo encontraremos otra vez tan limpio y solitario como suele estar el resto del año. Está es la impresión que da desde fuera, pero....

La preparación de una fiesta empieza a la semana siguiente del final de la fiesta del año anterior. Esa semana se comunica a los vecinos los resultados de la fiesta y se elige la nueva junta, que será la encargada de preparar la fiesta del año siguiente. Tras unos meses para el conocimiento y discusión de los temas internos de la Asociación organizadora y varias reuniones, a primeros del año siguiente se realizan los contratos con las orquestas que tocarán en las fiestas.

A lo largo del año se buscan subvenciones de los Organismos Públicos y entidades bancarias, y unos meses antes de la fiesta se solicita a los comerciantes su colaboración en esta revista ( lo que les agradecemos desde este artículo ).

En el mes anterior a la fiesta se realizan los contratos con los suministradores de bebidas, se compra material ( Por ejemplo: platos y vasos para la cena y las barras de los bares, decoración para el pueblo, material para los juegos... ) , se configura definitivamente el programa de festejos, se encarga la impresión de los libros y carteles para anunciar las fiestas por los pueblos de la zona... Hasta aquí llega la tarea exclusiva de la junta organizadora y empieza la colaboración del resto del pueblo.

Aunque se ha venido realizando ya durante días antes, es en el fin de semana anterior a las fiestas cuando se realiza la pegada de carteles en los pueblos de la comarca. Durante la semana de las fiestas van llegando los suministradores de bebidas. Es digno de ver como en cuanto llegan los camiones, acuden los niños (desde 4 años) y se pelean por ayudar a bajar las cajas y colocarlas en los lugares donde se van a poner las barras.

El miércoles o el jueves los vecinos del pueblo montan las barras de los bares y se realiza la instalación eléctrica; los chavales suben a Fresno a por el escenario y ayudan a montarlo; otros van colgando los banderines y adornos... Durante la mañana de uno o dos días antes de la fiesta los hombres del pueblo realizan la limpieza de las calles, eliminando la tierra y malas hierbas; es una labor conocida como regueras. Mientras las mujeres realizan la limpieza de la Iglesia, visten a adornan a la Virgen para su día grande. Todo este trabajo es realizado con gusto por los vecinos y de manera totalmente ALTRUISTA.

El Viernes los cocineros preparan la cena de Hermandad, mientras otros cargan las diferentes cámaras con bebidas. Por la tarde se muestran los turnos de barra que han sido confeccionados anteriormente por miembros de la junta organizadora y en los que están incluidos por voluntad propia casi todos los vecinos del pueblo. En este tipo de fiesta, la colaboración en las barras de los bares es fundamental, ya que de aquí proviene el 80% de la financiación de la fiesta.

Llega la noche que tanto habíamos estado esperando. Tras la cena empieza el primer turno de trabajo en los bares. Además de la gente que está despachando, los niños también ayudan a traer el material que falte en cada momento de la noche. Como el hielo que se puede meter en las cámaras no es suficiente para toda la noche, se tienen que realizar viajes de madrugada a la gasolinera para reponerlo.

Al amanecer, cuando se van los jóvenes a dormir, las personas mayores se levantan y recogen desperdicios generados en una noche de fiesta, de manera que cuando llega la hora de misa todo está limpísimo.

Lo mismo que se ha hecho el primer día se puede aplicar al segundo, en el que la colaboración de la gente para preparar la fiesta, atender y suministrar las barras, limpiar el pueblo, organizar y preparar los juegos de los niños... es desde todo punto encomiable y sin ella sería imposible pensar que nuestro pueblo tuviera unas fiestas como las que tiene.

Una vez acabada la fiesta sólo queda desmontar los bares, el escenario, y los miembros de la junta hacer el balance económico de la fiesta para presentarlo en la asamblea de la semana siguiente y.... volver otra vez al principio del artículo esperando ya a la fiesta del año siguiente.

www.000webhost.com